Cómo Predecimos Las Elecciones De Los Demás

{h1}

Una nueva investigación sugiere que cuando predecimos lo que alguien más va a hacer, nuestros cerebros se iluminan de una manera especial.

Los humanos pueden no ser lectores de mente, pero nuestros cerebros son capaces de predecir las decisiones de otras personas bastante bien. Una nueva investigación sobre este fenómeno muestra que dos puntos en el cerebro pesan el riesgo y la recompensa de la elección que otra persona está haciendo.

"Quizás algún día podamos comprender mejor cómo y por qué los humanos tienen la capacidad de predecir el comportamiento de otros, incluso aquellos con características diferentes", dijo en un comunicado Hiroyuki Nakahara, del Instituto de Ciencias del Cerebro de RIKEN, en Japón. "En última instancia, este conocimiento podría ayudar a mejorar los sistemas políticos, educativos y sociales en las sociedades humanas".

Para estudiar esto, 39 participantes observaron a otra persona jugar un juego (en una pantalla de computadora) y predijeron qué decisiones tomaría esa persona según los movimientos previos de la persona. Mientras tanto, los investigadores escanearon los cerebros de los jugadores utilizando imágenes de resonancia magnética funcional (IRMf), una técnica que puede detectar la actividad cerebral.

Luego utilizaron esta información para construir un modelo de computadora de los patrones de actividad cerebral que aparecían mientras los participantes intentaban descifrar las decisiones de otra persona.

Los investigadores descubrieron que la actividad se disparó en dos áreas de la corteza prefrontal del cerebro cuando los participantes estaban leyendo las mentes de sus oponentes.

Una de estas áreas del cerebro estima qué tan gratificante sería para la otra persona cualquier decisión dada, y se llama la señal de recompensa. La otra señal se llama la señal de acción, que involucra la acción esperada de la otra persona y lo que realmente hizo la otra persona, que puede o no ser diferente. Los investigadores creen que estas manchas cerebrales trabajan juntas para encontrar un equilibrio entre las recompensas y las elecciones esperadas y observadas.

"Todos los días, interactuamos con una variedad de otras personas", dijo el investigador del estudio Shinsuke Suzuki, también de RIKEN, en un comunicado. "Algunos pueden compartir valores similares con nosotros y, para esas interacciones, la simulación utilizando solo la señal de recompensa puede ser suficiente. Sin embargo, otras personas con valores diferentes pueden ser bastante diferentes y la señal de acción puede volverse muy importante".

El estudio se detalla en el número de mañana (21 de junio) de la revista Neuron.

Sigue a Jennifer Welsh en Twitter @microbelover o WordsSideKick.com @wordssidekick. También estamos en Facebook & Google+.


Suplemento De Vídeo: Se Honesto: Las 10 Preguntas más difíciles! (test de personalidad).




ES.WordsSideKick.com
Reservados Todos Los Derechos!
La Reproducción De Cualquier Permitió Sólo Prostanovkoy Enlace Activo Al Sitio ES.WordsSideKick.com

© 2005–2019 ES.WordsSideKick.com